Rasgos que pueden aparecer en algunos bebés

Rasgos que pueden aparecer en algunos bebés

La descamación, puede presentarse en algunos bebés, una descamación en las plantas de los pies o en las manos. No es eczema y desaparece a los pocos días. En su cabeza puede aparecer la costra láctea que es la descamación de la piel sin ser caspa, desapareciendo sola.

Debido a la inmadurez de la circulación, sus manos y pies pueden observarse azulados o la parte superior de su cuerpo más pálida que la mitad inferior, esto es normal y sola se corrige. Cualquier duda es aconsejable concurrir al médico.

En ocasiones pueden observarse manchas azules parecidas a contusiones pero son manchas que desaparecen con el tiempo y se forman debido a un pigmento localizado debajo de la piel por lo general en bebés de piel oscura.

Las marcas rojas de nacimiento se deben a presiones durante el parto desapareciendo de forma natural. Si la marca es muy grande o poco común amerita una consulta con el médico. Una erupción roja con puntos blancos puede durar pocos días desapareciendo naturalmente.

Los bebés recién nacidos tienen todo tipo de manchas debido a que la piel y los poros aun no tienen un buen funcionamiento. Nunca se debe apretar las manchas rojas cuyo centro es amarillo como tampoco las manchas blancas de su nariz porque desaparecen inmediatamente.

También pueden aparecerle marcas de nacimiento llamadas antojos, son áreas de piel anormalmente pigmentadas. Algunas de estas marcas son:

    • El hemangioma pelado: Mancha roja por lo general abultada que aparece en cualquier parte del cuerpo. Esta puede crecer en el primer mes, pero al final de éste disminuye hasta que a los siete años desaparece en un 80% de los casos. Solo se extirpará si obstaculiza la visión.
    • La mancha de vino: Mancha de color de vino que puede ser abultada y sale en la cara, los brazos o las piernas, no suele cambiar. Si es muy visible se puede eliminar con cirugía o con láser.
    • Los lunares grandes pigmentados: Puede ocurrir que algunos bebés nazcan con zonas de la piel más oscuras que otras. Estas manchas no se alteran con la edad.
  • Los lunares marrones congénitos: Son parecidos a los ordinarios pero están presentes desde el nacimiento. Si cambian su aspecto se debe consultar al médico.

Una vez que nuestro bebé ha nacido queremos tenerlo con nosotras inmediatamente y no dejarlo solo ni un segundo, y esto no es así porque una vez que fue apoyado en nuestro pecho, es normal e indispensable que se lo leven a realizar los exámenes de rutina para detectar posibles defectos congénitos, ya que estos defectos son mayormente curables al ser detectados inmediatamente al nacer.

Author: practicaerasmus

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *