Control del embarazo: La ecografía

Control del embarazo: La ecografia

La ecografía es una técnica cómoda, sencilla y fiable de diagnóstico y control del embarazo. Se trata de una técnica inocua tanto para la madre como para el bebé. La ecografía es una prueba muy importante ya que permite hacer un correcto control de la gestación, así como diagnosticar diversas patologías.

Se trata de una técnica de diagnóstico prenatal no invasiva, es decir, que no obtiene muestras directas del feto, sino que sirve para obtener imágenes del embrión mediante ultrasonidos. Estos ultrasonidos son unas ondas las cuales no son percibidas ni como sonido ni como luz, sin embargo, se pueden transformar en imágenes.

¿Cómo se hacen las ecografías?

El transductor es el dispositivo que se pone en contacto con el vientre de la madre. Normalmente se usa una crema o un gel para que la imagen se vea mejor. Una vez se refleja la imagen en la pantalla se puede ir describiendo cada una de las partes del cuerpo del bebé y el sistema informático determina las medidas de esas partes.

¿Qué nos muestra la ecografía?

La ecografía sirve para detectar posibles alteraciones y diversos aspectos importantes para un correcto control de la gestación como por ejemplo los siguientes:

    • Confirmación del embarazo.
    • El número de embriones, su localización y su postura.
    • Situación de la placenta y su tamaño.
    • Evolución del feto: peso, sexo, latido, bienestar, crecimiento normal, etc.
    • Movimientos del bebé.
    • Diagnosticar posibles patologías en el feto como por ejemplo malformaciones, alteraciones de cualquiertipo (cardíacas, renales, intestinales, cutáneas), posibles irregularidades en el cordón umbilical como son los nudos, etc.
    • Diagnosticar posibles patologías ginecológicas como miomas en el útero, quistes en el ovario, hemorragias vaginales, etc.
  • Controlar la cantidad de líquido amniótico ya que tanto si hay poca o si hay demasiada, puede haber riesgo de ciertas malformaciones.

¿Cuántas ecografías se realizan o se deben realizar durante el embarazo?

    • Se deben realizar un mínimo de 3 ecografías si se trata de una gestación normal y sin riesgos.
  • La primera se acostumbra a hacer entre las 6-12 semanas, la segunda entre las 16-20 y la tercera a las 32 semanas.

¿Para qué sirve cada una?

Primer trimestre: Los objetivos principales de la ecografía tomada durante el primer trimestre (a la semana 12 aproximadamente) son los siguientes:

    • Saber cuántos embriones hay.
    • Detectar si la implantación del embirón se ha efectuado correctamente.
    • Descartar cualquier patología en el útero y/o los ovario.
  • Determinar la edad gestacional en relación con la fecha de la última menstruación.

Segundo trimestre: Esta ecografía se realiza alrededor de las 20 semanas de gestación y sirve para:

    • Determinar la localización de la placenta.
    • Ver si el feto crece de forma adecuada.
    • Diagnosticar posibles malformaciones en el feto.
  • Conocer la cantidad de líquido amniótico.

Tercer trimestre: Más o menos a las 34 semanas se realiza la última ecografía, a menos que se trate de un embarazo de alto riesgo, y sirve para:

    • Saber el tamaño del feto.
    • Evaluar la cantidad de líquido amniótico.
  • Conocer la posición del feto, la de la placenta, así como el grado de maduración de ésta.

Author: practicaerasmus

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *